¿Es España un país de trinchera?

Escuchaba hace poco a Perez Reverte, directo como nadie, que hablaba de los españoles. Nosotros españoles y sociedad española en general, somos una sociedad de trinchera. Una sociedad que ladra, pero que luego no muerde.

¿ Y a que venian estas palabras de Don Arturo? El contexto de todo esto era una charla en la que debatía sobre la actualidad de España, nuestra situación de crisis ( no solo a nivel económico, también tocaba todos los matices sociales del momento ) y decia que somos una sociedad de trinchera. Y tengo que decir que estoy plenamente de acuerdo.

“Hace falta algo gordo para que algo cambie” ¡Cuantas veces habré oido eso! ¿Y que es ese algo gordo? ¿No es acaso una situación con un paro desbordante y surrealista algo gordo? ¿ No es esa desigualdad a nivel educativo y falta de oportunidades con el resto de países europeos que tenemos otro motivo de escándalo? ¿ No es sino esa estafa, ese chiringuito que tienen montado esos dos partidos que nos gobiernan ( y por favor no me vengais con que son dos partidos diferentes) suficiente motivo de escandalo? ¿ No es esa falta de escrúpulos de esos mismos señores motivo de escándalo? ¿ No es motivo suficiente la crisis institucional que vemos y vivimos en nuestro país?

El conformismo es un comportamiento colectivo inhibidor de la conciencia, y limitador de la voluntad, que termina en un estado de autocomplacencia. Se razona parcialmente, en el caso de que se razone. El conformismo social crea una sociedad de cobardes, de satisfechos, de sumisos…

Pues si, si lo son. Pero esperamos agachados en nuestra trinchera, disparamos y no hacemos nada. No debatimos, no argumentamos, nos quedamos en el mero quejido, pero no damos un paso más, pensamos y actuamos. Porque eso es estar en la trinchera, agacharse y disparar. Refugiarse en las palabras vacías, en el mero quejido sin una sólida argumentación de todo lo que hay de fondo.

Porque en tiempo de crisis, todos hemos leído que lo importante es reinventarse, promover el cambio para que las cosas no vuelvan a ser igual. Pero todo esto está tan envuelto en un halo de pasotismo, de conformidad y sobre todo resignación. Maldita la resignación. ¿ Es que acaso esperamos que las aguas vuelvan a su cauce para cometer los mismos errores que antes?¿ Queremos que pase este periodo desastroso sin hacer nada y que todo este igual?

Vivimos esperando que las cosas ya cambien solas por si mismas, vuelvan a lo anterior, a la comodidad, y eso es imposible.

Anuncios

3 comentarios sobre “¿Es España un país de trinchera?

  1. “[…]Hay preguntas de muy difícil respuesta:¿Cómo es posible que una monja vaticana, que hace de la moral su ejercicio de vida, pueda votar por un personaje como Silvio Berlusconi, señalado por su incapacidad para marcar grandes distancias personales con proxenetas, mafiosos, traficantes y extorsionadores? […]¿Cómo se explica que con la crisis actual del capitalismo, la más grave desde el crac del 1929, en vez de crecer las expectativas revolucionarias, se verifique el aumento de los parlamentos de posiciones fascistas? […]¿Cómo es posible que la mitad de la población de un país sumida en la pobreza sea invisible para el resto? ¿Cómo es posible que se ponga al nacionalismo -la idea- de la nación -el sustantivo-? ¿Por qué las cosas que son las preferidas para la vida individual, tales como la amistad, el amor, la confianza, el respeto, la empatía, la solidaridad o la reciprocidad, se rechazan como válidas para ordenar la vida colectiva?
    <>(Groucho Marx)

    […]Las ideologías son grandes mapas para navegar en aguas confusas. Pero parece que los continentes se han movido, que algunas islas se han hundido bajos las aguas, que otras han emergido.[…]Parece que todas las ideologías han caído en un viejo baúl apolillado.´´

    Juan Carlos Monedero ”Curso urgente de política para gente decente”.

    Me gusta

    1. Hola Elena!! Gracias por pasarte, participar y comentar. Espero que todo vaya genial. Hablando de ideologías, espero poder escribir un día de estos un buen ensayo sobre esto, me parece un tema muy interesante.

      Un saludo!

      Me gusta

  2. Bueno Chema antes de nada felicitarte por el artículo, muy bueno. Sabes que siempre te brindo mi apoyo, pero aquí quiero matizar desde mi punto de vista personal.

    Puede ser, no voy a discutirlo, que seamos un país de trinchera, que espera agazapado. Pero espera en la primera línea de frente, aguantando hasta un punto en el que pega un salto y mata o muere, pero lucha.

    Sin embargo, estoy completamente en desacuerdo en que hace falta algo gordo para que cambie la situación del país. Creo que no es así, simplemente porque en España no se funciona de esa manera. Funcionamos porque a un señor italiano llamado Esquilache nos recorta la capa y el sombrero, en España la chispa detonante es por regla general una tontería sin importancia.

    De todas maneras pongamos que salimos de la trinchera ¿Y qué hacemos? ¿Salimos a la calle a echar a patadas a toda esta calaña política? Cada vez que se intenta hacer eso (hasta ahora por unos grupos social-políticos bien diferenciados del resto, todo sea dicho) gran parte de la sociedad condena y excluye a esos. ¿Qué arma posee entonces la juventud?

    Creo que el problema que tenemos es triple: social, económico y político. En los dos últimos ni me voy a meter, creo que ya estamos todos demasiado hartos; pero si quiero aclarar brevemente la diferencia social existente. En España existen unas barreras sociales enormes, eres perro-flauta o un pijo de mierda; comunista, fascista o un blandito políticamente correcto; separatista catalán o madrileño; si eres cani/choni no te puedes juntar con un universitario. ¿Y todo esto por qué? Hasta que no superemos esto y nos demos cuenta que estamos en el mismo barco que necesita un motín para echar a un mal capitán y una pésima oficialidad, no saldremos de esta crisis. Quizás dentro de uno, dos o tres años nos recuperemos económicamente (que no es poco) pero volveremos a cometer los mismos errores.

    Por último, quisiera decir que estoy harto de las críticas que recibimos, en ocasiones acertadas es cierto, pero muchas basadas en la sinrazón. Harto de que se nos vea como vagos y mansos. Hay gente que es así, es cierto, pero hay otros muchos que día a día se matan por salir adelante y de estos es el mañana.

    He de sacar aquí mi sentimiento patriótico, en contra de muchos, lo sé; pero sacarlo como la Generación del 98, como decía el gran Unamuno “Me duele España” pero se ama, y no puedo evitar dolor al ver esto. Pero que vengan de fuera a reírse me parece demasiado. Es hora de salir y hacer lo que sea necesario para echar a la clase política, por completo; y a cada uno de los golfos que la rodean. Yo ya he tenido sufientes detonantes. Es triste una España rota, pero más triste será cuando desaparezca.

    ¡Yo salto! ¿Alguien me sigue?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s