Sherlock Holmes

Un té con Sherlock Holmes

Londres. Finales del Siglo XIX.

Una fría y poco acogedora tarde de invierno se cernía sobre la ciudad. Las luces de los hogares y los salones donde todos los señores ingleses debatían todo tipo de asuntos banales brillaban a lo largo de las calles del centro. En las aceras mojadas se dejaba ver algún vendedor ambulante despistado, así como algún bribón esperando un descuido.

El coche, esquivando montones de suciedad y avanzando entre charcos llegó al club Diógenes. El conductor, cubierto por una gruesa capota, descendió de su asiento y me abrió la puerta izquierda del vehículo. Descendí rápidamente y bordeando el puesto vacío del trilero que se apostaba allí habitualmente, me dirigí hacia dentro del club. Mientras entraba, Carlton se despidió con un gesto de cabeza y desapareció bajo la cortina de lluvia calle abajo.

Continuar leyendo “Un té con Sherlock Holmes”

Anuncios

Nothing is going to be the same.

We can go back and walk the streets, go to those places lost in our memories and even rescue those black and white images that we have within us, but nothing is going to be the same.

Those memories are peppered with elements of each moment, people who have done each moment special and especially the circumstances of the time lived. The houses will be the same, but those who made it special and gave it the essence will no longer be there. Its streets, its trees, its tides and customs. Everything will be there hosting the absolute nothing of the change, because the unique circumstances that made those special moments will have left, like everything else. Continuar leyendo “Nothing is going to be the same.”

El calor está ahí detrás

– Y ahora, ¿ ya sientes el verdadero calor?

– No se decirte lo que verdaderamente está pasando. Alguien ha levantado esa pesada cortina de plomo que ceñía aquello que nos rodeaba y nos impedía ver su verdadera esencia. Su pesado velo cubría cada uno de aquellos momentos en los que nuestras realidades intentaban aproximarse, pero parece que ya no está ahí. Ese contacto entre las superficies de la vida, entre nuestra realidad y sus colores, con su aromas y sus sabores parece estar de nuevo viva.

Continuar leyendo “El calor está ahí detrás”