Sherlock Holmes

Un té con Sherlock Holmes

Londres. Finales del Siglo XIX.

Una fría y poco acogedora tarde de invierno se cernía sobre la ciudad. Las luces de los hogares y los salones donde todos los señores ingleses debatían todo tipo de asuntos banales brillaban a lo largo de las calles del centro. En las aceras mojadas se dejaba ver algún vendedor ambulante despistado, así como algún bribón esperando un descuido.

El coche, esquivando montones de suciedad y avanzando entre charcos llegó al club Diógenes. El conductor, cubierto por una gruesa capota, descendió de su asiento y me abrió la puerta izquierda del vehículo. Descendí rápidamente y bordeando el puesto vacío del trilero que se apostaba allí habitualmente, me dirigí hacia dentro del club. Mientras entraba, Carlton se despidió con un gesto de cabeza y desapareció bajo la cortina de lluvia calle abajo.

Continuar leyendo “Un té con Sherlock Holmes”

Anuncios
Torres Madrid

Madrid

Es aquel oasis kilométrico en el centro de España, donde nadie es extranjero, es la ciudad de todos cuantos están en ella. Nunca duerme, nunca descansa y siempre está iluminada, siempre dispuesta a ofrecer algo a cualquiera que quiera acercarse a ella.

Es una oportunidad que no conoce  idiomas o procedencias geográficas. Es de todos y para todos.

Es un mar de edificios y una jungla de asfalto.

Continuar leyendo “Madrid”

Tienen miedo

– A veces me pregunto por qué nadie nos enseña a pararnos a pensar si realmente estamos cumpliendo el sueño de nuestra vida. Por qué sólo interesa convertirnos en autómatas, donde no hay cabida para invertir el tiempo en aquel viaje necesario donde preguntarnos qué es lo que realmente queremos. Continuar leyendo “Tienen miedo”

El calor está ahí detrás

– Y ahora, ¿ ya sientes el verdadero calor?

– No se decirte lo que verdaderamente está pasando. Alguien ha levantado esa pesada cortina de plomo que ceñía aquello que nos rodeaba y nos impedía ver su verdadera esencia. Su pesado velo cubría cada uno de aquellos momentos en los que nuestras realidades intentaban aproximarse, pero parece que ya no está ahí. Ese contacto entre las superficies de la vida, entre nuestra realidad y sus colores, con su aromas y sus sabores parece estar de nuevo viva.

Continuar leyendo “El calor está ahí detrás”